8 Resultados

+ Info
Bizkailabel

Luis Thate

Luis Thate, S.L, es una empresa fabricante tradicional de charcutería alemana, con planta de producción en Zamudio (Bizkaia). Sus propietarios Luis, Alfonso y Rául Thate son ya la tercera generación de la compañia familiar fundada en 1922 en Bilbao por Hermann Thate. La compañía Luis Thate elabora sus embutidos de forma tradicional siguiendo las recetas y técnicas adquiridas por esta familia de charcuteros alemanes.

+ Info
Bizkailabel

Maiken Brewery

Elaboramos Cerveza Artesana y Mermelada de Cerveza como forma de vida. Nos reinventamos con la creación de nuevas cervezas y menús en el TapRoom . Garagardo - Beer

+ Info
Bizkailabel

Bodega Magalarte

Somos una BODEGA FAMILIAR. Acogida a la D.O. BIZKAIKO TXAKOLINA. Arraigada en la zona del TXORIERRI BIZKAINO. Con más de 120 AÑOS DE HISTORIA elaborando Txakoli. Historia ¿De dónde venimos? La bodega Magalarte de Lezama nace hace 20 años fruto de la pasión y el trabajo de una familia de agricultores que, a día de hoy, llevan más de 120 años elaborando Txakoli en Bizkaia. La historia comenzó con Nicolás Aretxabaleta, a quien podemos observar en la imagen nº 1 en el antiguo caserío Magalarte en el año 1925. Fue su hijo Gabriel Aretxabaleta (imagen nº 2) quien decidió utilizar la fotografía de su padre como etiqueta para embotellar su cosecha del año 1964. La tradición agrícola continuó hasta la tercera generación, Andoni Aretxabaleta, un apasionado por el Txakoli de Bizkaia, impulsor de la denominación de la Asociación de Txakolineros de Bizkaia “BIALTXA” que posteriormente y con el apoyo del Gobierno Vasco y la Diputación Foral se lanzó a la recuperación de este caldo con la creación de la Denominación de Origen Bizkaiko Txakolina en el año 1994. Actualidad ¿Quiénes somos? La bodega Magalarte está dirigida por la cuarta y quinta generación: Iñaki y Andoni Aretxabaleta, que son ayudados por la familia y trabajadores en jornadas de intenso trabajo. Iñaki Aretxabaleta (4º generación) comenzó a elaborar sus propios caldos en Lezama, y cuenta con una gran experiencia en viñedo y bodega. Andoni Aretxabaleta (5º generación) realizó sus estudios de Ingeniería Agricola y el grado en Enología en Universidad de La Rioja. Ambos forman parte del comité de cata del Txakoli de Bizkaia, grupo de catadores encargados de velar por la calidad de los vinos amparados bajo este organismo.

+ Info
Bizkailabel

Conservas Campos

El saber hacer de Campos se remonta a principios del siglo XX y es la herencia que dejaron dos familias de Bermeo, pioneras y autodidactas. Las Campos fueron mujeres de carácter, matriarcas y adelantadas a su tiempo. Cabe destacar que en un pueblo como Bermeo, en el que todas las familias tenían mote, ellas y sus maridos fueron conocidos sencillamente como “Campos”. Con las dificultades de una época dura, comenzaron su andadura a principio de siglo en una lonja del mismo puerto de Bermeo, aunque no sería hasta 1921 cuando construyeron su fábrica y la marca adquirió una dimensión mucho más comercial. Los Astorquiza por su parte fueron pioneros en el desarrollo de maquinaria y mercados con Miguel Arto al frente. Éste, a pesar de ser sordo, se desenvolvía con naturalidad en las subastas de pescado gracias a la ayuda de su hijo Norberto, que desde los 11 años le acompañó a la lonja. Sus historias se unieron en 1991, tras las inundaciones y pérdidas sufridas por el pueblo de Bermeo en agosto de 1983 y una época económica complicada. Ambas familias decidieron apostar por una empresa más fuerte y competitiva. Fruto de esta unión nació la Sociedad Alimentaria Campos y Astorquiza, SALICA, con el fin de crear una nueva planta de producción más moderna y competitiva. En 1999, se creó SALICA ALIMENTOS CONGELADOS, filial situada en Galicia pionera en la elaboración de productos congelados de atún y posteriormente, en 2001 se creó SALICA DEL ECUADOR como parte de la estrategia de servir a los grandes mercados de consumo internacionales. Esta constante evolución y crecimiento de la empresa, desde sus inicios obedece a una decidida apuesta por la expansión y a nuestra vocación por estar presentes en diferentes mercados, y ser así capaces de mejorar nuestra competitividad, rentabilidad y eficiencia. Un siglo de experiencia haciendo llegar a las mesas todo lo bueno del mar. Atún - Bonito - Anchoa - Mejillón

+ Info
Bizkailabel

Arroyabe

La Ruta del Vino y del pescado En el siglo XIX, a través de lo que se conocía como la ruta del vino, se intercambiaban los productos de la meseta como el vino, con el pescado fresco del Cantábrico. Rufino Arroyabe comenzó con este trueque a comercializar el pescado fresco en la meseta. Para mantenerlo en las mejores condiciones posibles, a su paso por Gorbea le echaban hielo, y de esta forma conseguían mantener la frescura del pescado hasta su destino. Corría el año 1898 y después de varios años de comercializar estos productos, Rufino Arroyabe decidió construir una fábrica de conservas y combinarlo con la vinoteca. En aquellos tiempos, la conserva del pescado se conseguía bien manteniéndolo en salazón o en escabeche, siendo estos los orígenes de las latas de Bonito del Norte en escabeche. Conservas Arroyabe historia Nuevas instalaciones en Bermeo Con la ayuda de su hijo, Rufino Arroyabe Ruiz de Azua, se fueron añadiendo nuevos productos a la gama inicial y se iba mejorando el proceso productivo de la conserva, hasta conseguir un producto de calidad y exquisito sabor. Alrededor de los años 60 se trasladaron a unas nuevas instalaciones, en el mismo pueblo de Bermeo, abandonando ya el almacén de vino y dedicándose ya exclusivamente a la producción de Conservas de Bonito del Norte y a la Anchoa en Salazón. Comienzan a probarse nuevos productos como las conservas en aceite de oliva (hasta ahora sólo se trabajaba el escabeche). En 1996, se construyó la fábrica actual, a la afueras de Bermeo, lo que permite combinar la innovación tecnológica con la elaboración artesanal. Las nuevas instalaciones permitieron ampliar los formatos acercándonos a satisfacer más las necesidades del consumidor final con los tarros de cristal de Bonito del Norte. Ampliando mercado hacia el consumidor final Actualmente tenemos la posibilidad de abarcar todo el mercado con los formatos industriales por un lado y con el formato más pequeño dirigido al consumidor final, siempre manteniendo la calidad en la elaboración artesanal del producto cuyo conocimiento ha ido pasando de padres a hijos, nietos … Además, la materia prima es fundamental para nosotros, de ahí que tanto su compra como su selección sea un minucioso proceso muy mimado por todos los integrantes de la plantilla. Bonito del Norte en conserva Anchoas del Cantábrico Atún Claro en conserva Ventresca de Bonito del Norte y Atún Claro Boquerones del Cantábrico Sardinillas en conserva Mejillones en conserva Berberechos en conserva "Angulas" al ajillo (surimi) Aguja en conserva Cajas regalo gourmet Especialidades

+ Info
Bizkailabel

Conservas Ortiz

Historia La historia de Conservas Ortiz se remonta al siglo XIX cuando, tras la muerte de Lázaro Nafarrate en 1850, su hija Higinia Nafarrate contrajo matrimonio con Antonio López de Aréchaga, de cuya relación nace una niña a la que llamaron Petra López de Aréchaga Nafarrate. Años depués, en 1891 el fundador de Conservas Ortiz, Bernando Ortiz de Zárate, llegó de Álava a Ondarroa con la idea de emprender nuevos negocios. Se casó con Petra López de Aréchaga Nafarrate con quien tuvo a su hijo José. Bernardo aprendió el oficio gracias a su cuñado y se inició en el mundo conservero. Se dedicaba a comprar a pescadores de bajura de la Anchoa y del Bonito del Norte en los muelles y, con las posibilidades que ofrecía el escabeche y los barriles de madera, el conservero vendía los pescados al día siguiente por todo el norte de Castilla. Ideó y creó un sistema de fábricas itinerantes que sólo trabajaban durante la costera con el objetivo de sacarle el máximo rendimiento a su empresa. Viuda de Ortiz e Hijo Bernardo fallece siendo José pequeño, y es Petra la que se encarga del negocio durante los siguientes años, pasándose a denominar la empresa Viuda de Ortiz y más tarde Viuda de Ortiz e Hijo. 1 Tras la muerte de Bernardo, su mujer Petra se encarga del negocio La empresa pasa a llamarse, entonces, “Viuda de Ortiz e hijo” 6 Las fábricas itinerantes sólo trabajaban durante la costera El objetivo era sacar el máximo rendimiento a la empresa La anchoa, el producto estrella Con el comienzo del siglo XX las Conservas Ortiz empiezan a andar por el mundo. Las conserveras fijaban su destino en Italia y en los países donde había inmigración italiana como Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica. El producto estrella era la anchoa. La técnica de la conservación en salazón ( “alla vera carne”) fue traída por los italianos al Cantábrico, ya que sabían que era aquí donde podían encontrar los mejores ejemplares. De esta forma, podían preparar la semiconserva y enviarla a Italia. En 1942 José Ortiz y su hijo, José Antonio Ortiz, crearon la sociedad limitada, convirtiéndose en Conservas Ortiz S.A. en 1956. En la actualidad, es la quinta generación de la familia la que se encuentra al frente de la empresa. El presente Conservas Ortiz respeta la tradición; respeta la costera según las mareas y la compra exclusiva de bonito del norte pescado con caña uno a uno. Por eso, el cuidado del pescado que utilizamos es distintivo de calidad. La elaboración de las conservas de primera calidad se manifiesta hasta en el cuidado de su presentación “de toda la vida”.

+ Info
Bizkailabel

Conservas Serrats

Desde 1890 En 1890, José Serrats se establece industrialmente en Bermeo, con el deseo de conservar y llevar a los lugares más alejados, la deliciosa frescura y sabor de los productos del mar Cantábrico. Ayudado por la excepcional calidad del pescado, implanta las nuevas técnicas de conservación provenientes de Francia, que le permiten introducir rápidamente sus elaborados en los mercados europeos. A partir de 1914, en "Hijos de José Serrats, S.A.", se empieza a exportar también al mercado norteamericano. El pescado más fresco Utilizamos las mejores materias primas , Bonito del Norte y Anchoa de primerísima calidad. Pescados especialmente seleccionados y siempre respetando las artes de pesca tradicionales . Un proceso artesanal Nuestras conservas de Bonito del Norte y Anchoa se elaboran siguiendo un cuidadoso proceso artesanal , perfeccionado y transmitido a lo largo de cinco generaciones. Este esmerado trabajo junto a la selección de las mejores materias primas - pescados, aceites y envases -, son la garantía para conseguir nuestro objetivo: conservas de una calidad excepcional. La más moderna tecnología Nuestras instalaciones están dotadas de innovadoras tecnologías con las que mejoramos las condiciones de mantenimiento, selección y envasado del producto, asegurando, de este modo, que llegue a su destino en óptimas condiciones. Esto, unido a un minucioso y estricto sistema de control de calidad, es lo que nos permite seguir contando con la confianza de los más exigentes mercados nacionales e internacionales.

+ Info
Bizkailabel

Txuleta Maitea

NACE DE LA MENTE DE DOS LOCOS DE LA PARRILLA, cansados de pagar por una supuesta “carne de calidad” que luego al ponerla al fuego, se convierte en suela de zapatilla. Somos amantes del vuelta y vuelta, de lo simple, de lo bueno, de la calidad, habituales de los txokos y sociedades gastronómicas, anfitriones de barbacoas por medio mundo, y que ahora, tras muchos kilómetros, viajes, visitas a ganaderías… ¡por fin!, hemos encontrado la fórmula perfecta para cualquier amante de la carne roja. NUESTRA INTENCIÓN es convertirnos en un sitio de referencia, al que acudir siempre y cuando tengas algo que celebrar, ya sea con amigos, con la familia o, porque no, sorprender a alguien con la mejor carne, al mejor precio. Y es que un buen txuletón en buena compañía es tocar el cielo con los dedos. / Chuleta / Txuleta

Sign In